El camino a seguir es ser fiel a uno mismo, luchar por algo que sea la consecuencia y el final de un reto, sin tener que convertirse en la meta de las ambiciones de otros. Jean Paul Sartre


Voy a pasar por la vida una sola vez. Por eso, cualquier cosa buena que yo pueda hacer, o alguna amabilidad que pueda hacer a un ser humano, debo hacerlo ahora, porque no pasaré de nuevo por aquí. Teresa de Calcuta.

viernes, 10 de julio de 2009

¡¡PASIÓN POR EL DEPORTE!!! ..... CHEMA

Os pongo el artículo que le han dedicado a Chema en la empresa en la que trabaja como "reconocimiento" a ser un gran deportista. Estoy segura que no será el único y que incluso los habrá con gestas mayores, iguales o parecidas trabajamos en una empresa muy grande, pero esta vez le ha tocado a él, me siento feliz de ver como a un deportista popular que no cuenta nada más que con su esfuerzo, su dinerillo, sus vacaciones y tiempo libre para hacer lo que le apasiona se le reconoce este mérito. Deseo que os guste.


Pasión por el deporte
07/07/2009
Admira y conoce a David Meca, Juanito Oiarzábal y Fabián Roncero, del que es amigo. Ha cruzado dos veces el Estrecho de Gibraltar a nado, ha subido el Aconcagua y ha corrido el Maratón de las Arenas, una de las carreras más duras que existen hoy en día. Quizá José María López, Chema para los amigos y como le gusta que le llamen, no sea famoso, pero sus hazañas bien podrían encabezar las páginas deportivas de más de un periódico o revista.




Chema es un gran apasionado del deporte, una afición que compagina con su trabajo en el departamento de Estudios de Red, en el área de Distribución Castilla de Unión Fenosa. En la compañía lleva ya más de 15 años, aunque su devoción por el deporte se inició mucho antes, cuando era sólo un niño. "El primer deporte que practiqué fue la montaña –señala-. Con 11 años me mandaban a campamentos a los Pirineos y con 15 a los Alpes. Con 16 años, me decanté más por practicar atletismo y esquí. Me dijeron que para ser buen montañero tenía que hacer ambas cosas". Su vida deportiva se centraba en el atletismo, participando en carreras populares y especialmente maratones -ha corrido nueve-, el esquí y la montaña, con ascensiones en Pirineos, Sierra Nevada y Marruecos. Pero llegó un momento en que todo eso se quedó corto. Chema necesitaba nuevos retos y así se lo planteó a sus amigos: "Les propuse tres –asegura-: Correr el Maratón de las Arenas, cruzar el Estrecho de Gibraltar a nado y subir el Aconcagua". Y dicho y hecho, aunque como es de imaginar el camino ha sido largo. Detrás de sus tres conquistas hay muchas horas de entrenamiento y sacrificio, que a Chema le compensan, ya que, tal y como él afirma, "practico deporte porque me gusta, porque me mantiene en forma y porque mi círculo de amigos también es deportista". De hecho, forma parte de un Club de Atletismo, donde practica la carrera, otro de Triatlón, donde practica la natación, y el Club Deportivo de Unión Fenosa.


Los deportes de Chema


Maratón de las Arenas. El 9 de abril de 2006 se daba el pistoletazo de salida del Maratón de las Arenas que transcurre por el Desierto del Sahara Marroquí, una carrera de siete días de duración, cuya distancia oscila entre 220 y 260 km y en la que se alcanzan temperaturas de 50º a la sombra. En octubre de 2005, Chema empezó el entrenamiento específico para ese reto. "Hay que correr con mochila, puesto que en la carrera tienes que llevarla encima con todo el material y la comida, y hacerlo despacio, alternándolo con andar". A diario, fines de semana, incluidos, Chema dedica varias horas al entrenamiento. "Sólo descanso 5 o 6 días al año", comenta. Tras una semana de carrera por la arena, con etapas de hasta 57 km, con un calor sofocante, sin poder ducharse ni cambiarse de ropa, comiendo y durmiendo entre arena y polvo, Chema cruzaba la línea de meta del maratón de las Arenas con la satisfacción de haber conseguido su primer Desafío. "Fue muy emocionante –recuerda-. Se me saltaban las lágrimas".
Así estaba cuando cruzó la meta de Sables ¡¡vaya pinta!!

Estrecho de Gibraltar Cruzar el Estrecho de Gibraltar a nado fue su siguiente objetivo. Chema sabía que era complicado, ya que hasta entonces la natación no estaba entre los deportes que practicaba. "Cuando empecé, nadaba 200 metros en la piscina y me ahogaba. Pensé que no iba a poder hacerlo", asegura. Chema tuvo que entrenar muchísimo –"llegué a meter 10 sesiones de entrenamiento semanales. Los fines de semana hacía dos o incluso tres sesiones diarias, de tres o cuatro horas cada una"- y participó en varias travesías a modo de preparación. La primera de ellas fue La Tabarca-Santa Pola, de 5,7 km, en la que no hubo problema. Esto le animó a ir un poco más allá y hacer la travesía Lanzarote-Fuerteventura, de 15 km, pero aquí ya no fue todo tan fácil. "Esta travesía la hice en seis horas. Cuando llevaba tres horas y media y me faltaban 4 ó 5 km empecé a vomitar. Fueron las tres horas peores de toda mi vida". A pesar de estar destrozado, Chema consiguió concluirla. "No quise abandonar porque aquí radica el secreto del éxito. Es importante la preparación física, pero lo es más la mental. Yo diría que un 20% es el físico, y un 80% es cabeza. Yo no abandono. A mí me tienen que retirar", afirma. Con posterioridad, Chema repetiría esta travesía en otras dos ocasiones con excelentes sensaciones. Por fin, el 2 de julio de 2007, la Asociación de Cruce a Nado del Estrecho de Gibraltar (ACNEG) avisa a Chema y a dos amigos suyos que los días 3 y 4 de julio se darán las condiciones meteorológicas idóneas para cruzar el Estrecho. A las 12.30 horas del 4 de julio, los tres comenzarían a nadar. Los problemas que pueden encontrarse los nadadores son variados, como hipotermia, cambio de las corrientes, vómitos, mareos y calambres, ingestión de agua salada, tráfico de buques y el peligro de los cetáceos (delfines, cachalotes, orcas…). Sin embargo, 2.38 horas después de comenzar la travesía, los tres amigos finalizaban con éxito y conseguían la segunda mejor marca de la historia de los cruces, sólo superada por David Meca. La experiencia fue tan satisfactoria, que un año después Chema volvería a cruzar el Estrecho, aunque en esta ocasión tardaría 4.34 horas.

Disfrutó como nunca, ha sido su mayor éxito


Aconcagua. El tercer y último gran reto era la ascensión del Aconcagua, de 6.962 metros de altura. En enero de 2008, con otros siete amigos, Chema viajaba a Argentina para comenzar el asalto al mítico cerro. "Nosotros hacemos lo que se llama ascensión alpina, que es la que nos podemos permitir: no llevamos porteadores, ni montamos campamentos de altura. Vamos con la mochila a cuestas desde abajo y vamos montando y desmontando la tienda", asegura. La ascensión no fue sencilla, con un temporal que les rompió la tienda y con tres abandonos, uno de ellos a causa de un principio de edema pulmonar. El 20 de enero de 2008, cinco de ellos conseguían hacer cumbre, aunque todavía quedaba el descenso. Poco después, el grupo lo celebraba con hamburguesas, tortillas y huevos fritos. Tras trece días de expedición, al grupo aún le quedó tiempo, fuerza y ganas para ir a Chile y subir el volcán Villarrica. "Cuando haces cosas como éstas, es como si rompieras el techo, ves el cielo y entiendes que no hay más límite que tú mismo. Desafíos así puedes hacer todos los que quieras", asegura.

Fue muy duro, aún no ha recuperado los kg. perdidos je,je

Sacrificio, esfuerzo y una buena planificación llevaron a Chema, cuatro años después de proponérselo, a cumplir sus tres retos. Unas pautas que no sólo aplica en su vida personal y con sus aficiones, sino que también las extrapola al plano profesional. "Si tú realmente quieres hacer algo, tienes que estar convencido y trabajar para conseguirlo. Soy licenciado en Matemáticas y, sin saber mucho de electricidad, en cuatro años hice el doctorado en Ingeniería Eléctrica en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería (ICAI). Todo supone un sacrificio. Otra cosa es que luego te merezca la pena o no. Ésta es mi forma de ver y hacer las cosas que, sin duda, me las ha dado el deporte", aclara. Con esta filosofía, en el plano profesional, Chema afronta con tranquilidad e ilusión la fusión de Gas Natural y Unión Fenosa. "Yo lo veo como una oportunidad. Era algo que en el sector energético español era necesario", asegura.

Su último triunfo, 3º en el Cross de los Juegos de las Empresas

En cuanto al plano personal y deportivo, ni qué decir tiene, que Chema ya está planeando nuevos desafíos: nadar el Estrecho ida y vuelta e ir al Himalaya. Mientras, este verano intentará, durante sus vacaciones, el ascenso al Pico Lenin en la república asiática de Kirguizia, de 7.134 metros, y participará en alguna que otra travesía a nado.

Plan de Ascenso al Pico Lenín

¡¡¡ANIMO y SUERTE!!! lo conseguirás, que el buen tiempo en la montaña te acompañe.

Besicos

10 comentarios:

davidiego dijo...

que no acabe la pasión.

Atalanta dijo...

Coño, todavía estoy alucinando... menudo maquinón, sobre todo por la fuerza de voluntad. Nada, nada que duren muchos años esas ganas.

Furacán dijo...

Está muy bien el artículo, vaya crack! me ha gustado sobre todo lo de la natación, a los 200 m se ahogaba como yo jejeje, buena así aún puedo tener esperanzas, el cruce del estrecho tiene que ser alucinante.

Mildolores dijo...

Y luego creo que hago algo digno de contar en un blog. Tsé, tsé.

Vaya figurón!!!

misstake dijo...

Menudo palmarés!!
A seguir disfrutando, esto o te mola o se para!
Esta claro es un estilo de vida

akela-mae dijo...

Doc. es cierto la pasión deportiva no tiene fecha de caducidad para él ¡¡en cuanto acaba con un reto ya está con otro en la mente!!. Es tercer dan en taekondo (no le gusta que se sepa, le da corte) y quiere su maestro que participe en los campeonatos de técnica -es bastante bueno- pero como dice que no tiempo para entrenarlo bien aún está "en estudio" ... lo hará segura, ya te lo contaré. Además Angel el entrenador de tri quiere que haga algo de larga por el fondo que tiene pero de momento la bici ...¡¡no quiere!! nos está costando convencerle, le da pánico caerse y fastidiarse su "año" deportivo ¡¡dice que váis como locos!! je,je

Furi, es cierto lo de la natación, ¡¡le daba caña yo nadando!! y le enseñé a flotar como lo lees, así que ya sabes ...a seguir nadando o te doy unas clases uummm ¡¡mejor sigue nadando!!. Es su reto favorito porque no era su medio, le costó mucho y oye aquí le tienes haciendo travesía cada vez que puede. Por cierto la que más le costó una en La Coruña aunque casi se muere de frío ¡¡lo pasó fatal!! pero llegó.

Mildo tu tampoco eres ni manco ni cojo eeehhhh!!! creo que haces cosas más que dignas y eres al igual que el un deprotista popular, popular y eso ya es un gran esfuerzo.


Atalanta, es cierto su fuerza de voluntad es IMPRESIONANTE yo sinceramente no se de donde la saca. Te podría contar mil detalles, yo intento que se me pegue algo y nada... Por cierto tiene en mente el Cho Oyu y a ti que te gusta la montaña ya sabes ... ¿se lo digo?

A. Tienes razón es un estilo de vida, él no concive la suya sin el deporte, es lo que le da fuerzas para llevar el día a día. Ni te imaginas la de ideas que saca cuando hace deporte para hacer su labor como concejal -otra faceta suya- yo flipo con las propuestas que lleva y como se las curra y además pro muchas bofetadas que le dan no deja ni un sólo momento en ver la parte buena y seguir peleando por sus vecinos -tengo el enlace de sus blog a la izda por si te apetece verlos, el de Cheam y el de Las Mentiras de Barajas. A veces creo que es de otra galaxia de verdad.

Gracias a todos.

Ramón Doval dijo...

Me temo que está pillao, si no, le tiraría los tejos...
Con una vendedora como tú se va a llevar hasta el Jaccuzzi al Pico Lenin.

Anónimo dijo...

Que os digo que no es para tanto... que cualquiera puede hacerlo, todo es ponerse. De todas formas muchas gracias, y aunque no me gusta nada que MAE vaya por ahí hablando tan bien de mí, le dejo por una sola vez.

Chema.

Talin dijo...

Emociones, sensaciones y PASION es lo que mueve el mundo. Que nunca falte. Espectacular deportista!!!

akela-mae dijo...

Hola Talín:

Un placer y un lujo tenerte de visita pero mi blog, tu tampoco te quedas corto ¡¡máquina!!
Besicos.